Crisis política en Honduras. Escenarios posibles a diciembre del 2011.

0
59

¿Es posible una salida democrática a la crisis política hondureña?. Esta es la interrogante que guía este estudio. La crisis estalló con el golpe de Estado del 28 de junio del 2009 y a más de 18 meses de esta ruptura constitucional, la situación política del país continúa siendo precaria. Todavía no se logra un proceso de reconciliación nacional, el Presidente derrocado (Manuel Zelaya) aún vive en un exilio forzado, la situación de los derechos humanos sigue siendo grave y estamos lejos de la estabilidad del sistema político.

Al preguntarnos si la crisis política tendrá una salida democrática, nuestro horizonte esta puesto más allá del simple restablecimiento del orden constitucional, cuya restitución y perfeccionamiento es una urgencia histórica. Cuando, desde este Informe, hablamos de democracia estamos pensando en un estadio superior del que hasta ahora hemos conocido; en realidad, pensamos en una democracia que reconozca y asegure la ciudadanía de todos y todas sus habitantes, tanto en la apertura de nuevos espacios de participación política y social, como en la transformación democrática del Estado y la construcción de una sociedad más incluyente (integración social y reducción de la pobreza).

En este estudio utilizamos la metodología de los “escenarios prospectivos” (exploración de oportunidades y riesgos futuros). La utilización de la “prospectiva” en el análisis político es incipiente en América Latina. Según el enfoque del CESPAD, los “escenarios prospectivos” implican, en primer lugar, determinar el momento político que estamos viviendo; en segundo lugar, determinar las tendencias relevantes de ese momento o contexto; y, finalmente, establecer los probables escenarios futuros. En este caso que nos ocupa se trata de
escenarios a corto plazo, hasta diciembre del 2011. Para este informe se ha levantado una encuesta nacional, se han realizado treinta entrevistas a profundidad a actores claves de las diferentes expresiones de pensamiento involucradas en el conflicto político y se han desarrollado sesiones de ocho grupos focales (de mujeres y hombres, adultos y jóvenes).
Aportar a este debate es uno de los propósitos centrales de este estudio.

Ver documento.