Mujeres del área rural demandan operatividad de Credimujer

0
161

Luego que el Congreso Nacional aprobara la creación del Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (Credimujer) en septiembre de 2015, organizaciones de campesinas y feministas exigen hoy la reglamentación y asignación presupuestaria para el funcionamiento del programa que podría beneficiar a más de 500 mil mujeres en el territorio nacional.

Unas 28 organizaciones de campesinas, feministas y cooperativas demandan a las autoridades instituir el Reglamento General de la Ley Credimujer, con el objetivo de que se incluya en el Presupuesto General de la República.

Asimismo, informaron sobre la necesidad urgente de incorporar los 105 millones de lempiras que inicialmente se planificaron para la operatividad efectiva de dicho programa.

Estudios revelan que ocho de cada 10 mujeres en Honduras no tienen tierra propia para cultivar, mientras que seis de cada 10 mujeres en zonas rurales viven bajo condiciones de pobreza.

La ruta para hacer efectivo Credimujer

Credimujer es una iniciativa que beneficiará a más de medio millón de mujeres en zonas rurales, brindándoles acceso a créditos y asistencia técnica para aumentar su productividad en el campo.

Con el acompañamiento y asesoría de Oxfam, representantes de las plataformas de mujeres sostuvieron reuniones con funcionarios de la Secretaría de Finanzas (SEFIN), el Instituto Nacional de la Mujer (INAM), la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) y la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS) para establecer una ruta de acción en la aprobación de al menos 32 millones de lempiras para el año 2018. Hasta el momento se ha manejado que la inversión inicial estará disponible a través de un fideicomiso creado por la SEFIN según lo establece la Ley

Credimujer

Para las representantes de las mujeres del campo llegar a este punto representa un avance significativo en el proceso; sin embargo, no se conforman solo con impulsar la ley, su visión es acompañar a las mujeres de base para que tengan acceso al crédito y supervisar que esos fondos contribuyan a mejorar sus condiciones de vida y el desarrollo de las comunidades.

“El Reglamento es un paso importante y esperamos se someta al Consejo de Ministros para su aprobación. El siguiente paso será crear el fideicomiso y mediante las cooperativas locales, se comenzará a canalizar el financiamiento por zona según lo soliciten los grupos de mujeres y mediante un análisis con el cual se identifiquen sus necesidades”, explicó Wendy Cruz, representante de la Vía Campesina-Honduras.

El vía crucis de Credimujer

Luego de casi dos años de presiones para concretar un proyecto que ahora es ley en Honduras, las mujeres buscan que se pase del papel a la acción. Las organizaciones de mujeres y feministas afirman que no descansarán hasta que la SEFIN refleje el Programa Credimujer en el Presupuesto de la República. Asimismo sostienen que mientras no se tenga la certeza de esa inclusión la incidencia continuará ya que es una ley que debe cumplirse.

“Hay una preocupación que es válida, porque estamos a un paso del proceso de elecciones y de un cambio de Gobierno. No queremos que se estanquen los avances y nos dejen sin el presupuesto para operar, por eso la incidencia es clave y no descansaremos hasta que se vea reflejado en el POA el presupuesto para Credimujer”, concluyó Cruz.