¡No queremos más promesas! queremos que nos asignen el presupuesto para la ley de Credimujer

0
164

Gritando el lema anterior, y ataviadas sus cabezas con sombreros, decenas de mujeres campesinas y feministas realizaron una protesta este día en la capital, en respuesta a la negativa que han tenido, por parte del gobierno de Juan Orlando Hernández, de asignar presupuesto al Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (CREDIMUJER).

Las organizaciones impulsoras de la defensa de los derechos humanos de las mujeres del campo, aglutinadas en La Vía Campesina, la Plataforma Agraria y la Plataforma 25 de noviembre, hicieron del conocimiento público que ya trascurren dos años de una lucha permanente y sostenida para que el Gobierno, a través de la Secretaría de Finanzas (SEFIN), asigne los 105 millones de lempiras con los que se estima, podrá funcionar CREDIMUJER.

Desde muy tempranas horas, las campesinas y feministas llegaron a los bajos del Congreso Nacional; caminaron por las calles del centro de Tegucigalpa gritando al unísono las promesas que ha incumplido el gobierno al ofrecer un presupuesto en la Ley de CREDIMUJER, sin hacerse efectivo y visible en el Presupuesto General de la República.
Las organizaciones de mujeres del campo denunciaron la precariedad en la que viven y que una alternativa es el acceso a créditos para sembrar la tierra o instalar otro tipo de negocio que les permita un cambio en su calidad de vida.

Según datos compilados por las organizaciones manifestantes, de los 2 millones de mujeres que viven en la zona rural solo el 8% (176 mil), posee títulos de tierra y el 1, 3 millones padecen hambre. Por otro lado, la población rural solo tiene acceso al 11% de los fondos destinados a créditos agrícolas y apenas el 25% recibe asistencia técnica. La falta de acceso a los bienes materiales precariza las condiciones de vida de las mujeres en el área rural, pues de cada 10 hondureñas (os) 7 vienen en condiciones de pobreza. Ante esa situación, las protestantes lamentaron que para el actual gobierno, las mujeres campesinas, indígenas y negras no sean prioridad. En un comunicado enunciaron una serie de hechos que sustentan su denuncia:

1. La Ley CREDIMUJER fue aprobada el 29 de septiembre del año 2015, por el Congreso Nacional. Sin embargo, a la fecha (4-septiembre-2017) el gobierno de Juan Orlando Hernández no ha asignado “ni un cinco” para la creación del Fideicomiso de la Ley.
2. La Ley CREDIMUJER fue publicada el 14-marzo del 2016, sin embargo, continuamos a la espera de la aprobación del reglamento de dicha ley.
3. Como organizaciones campesinas y feministas hemos sostenido reuniones con funcionarios/as de la Secretaría de Desarrollo Económico, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social y el Instituto Nacional de la Mujer. En esos espacios se nos prometió la inclusión en el Presupuesto General de la República del año fiscal 2018, de los 32 millones de lempiras para la creación de la unidad técnica y del fideicomiso de CREDIMUJER. Esta es otra promesa incumplida.

Las organizaciones de mujeres sostienen que han tenido apertura al diálogo y han dado mucho tiempo de espera para que el gobierno inicie operación del Programa de CREDIMUJER. En la manifestación demandaron lo siguiente:

1. Que se les asigne en el presupuesto de la República del año 2018, los primeros 32 millones que se nos prometieron para funcionamiento inicial del Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (CREDIMUJER).
2. La urgente aprobación del Reglamento de la Ley de CREDIMUJER, que ya tiene más de un año de retraso.
3. La urgente creación del Fideicomiso, por parte de la SEFIN, tal como lo ordena el decreto 110-2015 que dio vida al Programa de CREDIMUJER.