No son 5, son 32 millones para el inicio del Fidecomiso de CREDIMUJER

0
179

Como una “burla” consideran las organizaciones de campesinas y feministas las declaraciones de Wilfredo Cerrato, Titular de la Secretaría de Finanzas (SEFIN), en un medio de comunicación televisivo a través del cual afirmó que desde esa dependencia estatal se pondrán a disposición, de inmediato, cinco (5) millones de lempiras para el programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (CREDIMUJER).

Es importante informarle a la población en general, que hemos sostenido diversas reuniones con funcionarios/as de la Secretaría de Desarrollo Económico, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social y el Instituto Nacional de la Mujer. En esos espacios se nos prometió la inclusión en el Presupuesto General de la República del año fiscal 2018, de los primeros 32 millones de lempiras para la creación de la unidad técnica y del fideicomiso de CREDIMUJER.

El Programa CREDIMUJER fue aprobado en el Congreso Nacional desde el mes de septiembre del año 2015 y para su funcionamiento total se requieren 105 MILLONES DE LEMPIRAS. Desde entonces, las organizaciones impulsoras de la defensa de los derechos humanos de las mujeres del campo, aglutinadas en La Vía Campesina, la Plataforma Agraria y la Plataforma 25 de Noviembre, han liderado una sistemática lucha para que se incluyan los primeros 32 millones de lempiras en el Presupuesto General de la República para el año 2018.

REITERAMOS: el primer desembolso que se consensuó es de 32 millones de lempiras, NO 5 como lo aseveró Wilfredo Cerrato.

Las organizaciones campesinas y feministas hemos documentado que unas 2 millones de mujeres viven en la zona rural, en precarias condiciones por no tener acceso a bienes materiales para trabajar y mejorar su calidad de vida. Los fondos de CREDIMUJER vendrían a apoyar en iniciativas de producción de este segmento poblacional.

Por lo arriba señalado demandamos lo siguiente:

  1. Que se nos asigne en el presupuesto de la República del año 2018, los primeros 32 millones que se nos prometieron para funcionamiento inicial del Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (CREDIMUJER).
  2. La urgente aprobación del Reglamento de la Ley de CREDIMUJER, que ya tiene más de un año de retraso.
  3. La urgente creación del Fideicomiso, por parte de la SEFIN, tal como lo ordena el decreto 110-2015 que dio vida al Programa de CREDIMUJER.


No queremos más promesas incumplidas
Queremos que se garanticen los derechos de las mujeres del campo.


Tegucigalpa, M.D.C., 06 de septiembre, 2017.