Honduras Elecciones 2017: El rol decisivo de la Embajada de los Estados Unidos en el resultado oficial de las elecciones de noviembre

0
2135
Foto por: César Fuentes

Hasta la tarde del jueves 7 de diciembre la correlación de fuerzas favorecía ampliamente a la Alianza de la Oposición contra la Dictadura, en la contienda por asegurar una salida democrática a la crisis electoral y la crisis política desatada por el fraude[1] del 26-27 de noviembre.

Las misiones de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) se transformaron, por lo menos hasta el 7 de diciembre, de simples observadores en garantes de la búsqueda de un resultado transparente y, en la práctica, ejercieron un poder de veto ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) al impedirle que emitiera una declaración final sobre un candidato ganador. Esto debido a que estas misiones de observación habían detectado inconsistencias e irregularidades “sistémicas”: antes, durante y después del día de las elecciones, llegando a la conclusión que era imposible determinar cuál era el candidato triunfador de la jornada electoral.

El Director Ejecutivo del CESPAD, comparte con nosotros y nosotras, un segundo análisis de contexto pos-electoral. Para ver documento completo, de click en el enlace de abajo.

Descargar análisis

[1] Aunque los informes de las misiones internacionales de observación electoral (OEA y UE) nunca mencionaron la palabra “fraude” sus señalamientos en términos de inconsistencia e irregularidades sistémicas, así como su imposibilidad de determinar quién era el candidato ganador, apuntaban a la tipología de un proceso fraudulento.